viernes, 24 de junio de 2016

Cambio en femenino Cap 2 Por Escritor Tg

Apenas pude dormir, el tipo junto a mi insistía en abrazarme, por mas que me movía para zafarme el se acercaba tratando de envolverme en sus brazos, ustedes saben que no me gustan los chicos así que me la pase huyendo.
Al rededor de las cinco me venció el sueño, cuando la alarma sonó a las seis nuevamente, desperté con su respiración en mi nuca y su mano tocando uno de mis senos, como si fuera una cama de clavos me levante en un solo movimiento sintiendome muy rara; por el movimiento el despertó y me dijo "ya te sientes mejor princesa", con tal de no volver con el a la cama le dije que si, encontré una bata en mi lado de la cama, por el color y el material supe que tenia que ser mía, me la puse y baje a preparar el desayuno.
Un rato después ya tenia lista la comida, ja! Aun sigo teniendo mi toque, eso no cambio por lo menos, en poco tiempo prepare hot-cakes y huevos con jamón, que era el desayuno favorito de mi niño, deje todo listo y subí por el pequeño, gracias a los dioses a el esto no le afecto en nada, seguía siendo el mismo, su cuarto, sus juguetes y su forma de dormir, siempre a parecido un angelito; me acerque temerosa de asustarlo, no sabia como reaccionaria, puse mi mano en su cabeza y le susurre al oído "ya es hora de levantarse campeón", hizo un gruñidito y se volteo al otro lado, insisti llamandole de nuevo, el nunca me ponia peros para levantarse asi que le pregunte "que te pasa mi rey?" Me respondio con la cara metida en la almohada "mis cosquillas" al principio no le entendi muy bien y exclame "que?", "quiero mis cosquillas mami!" Grito haciendo un berrinche, "a si!" Me arroje sobre el como siempre llenandolo de besos y cosquillas senti una gran alegria al ver que la relacion con mi hijo no habia cambiado.
Despues de un ratito de juego, lo vesti rapidamente, como todo estaba igual en su closet no tuve problema, cuando bajamos el hombre aquel ya estaba vestido y arreglado terminando de desayunar, al vernos nos dijo "perdonen que no los espere, pero como te sentiste mejor decidi salir", tuve que ocultar lo contenta que me senti cuando escuche eso, el siguio hablando "puedes llevar a Ariel a la escuela?", asenti con la cabeza y pregunte "vas a tardar?", "No se, voy a buscar trabajo, tengo un par de entrevistas" me sonrio y se levanto de la mesa, se acerco con la intencion de besarme, por instinto voltee la cara, "estas enojada?" Me pregunto algo triste, negue con la cabeza y le recorde que estaba enferma y no queria contagiarlo; no muy contento se fue y yo me senti mas tranquila.
"Mamá, ya es tarde" me dijo Arielito, volte el reloj de la pared y vi que tenia razon, le servi el desayuno y lo deje mientras subia a buscar algo que ponerme, el closet estaba lleno de ropa que no conocia, zapatos y cosas asi, rebusque hasta encontrar un pantalón y una camisa de mezclilla; decidir salir en pantuflas, me pase a medias un cepillo por mi cabello y baje para llevar al niño a la escuela.
Antes de salir asome la cabeza como atizbando, la casa no habia cambiado, pero no me confie de la calle, sin embargo al igual que el interior de mi hogar las calles de mi colonia eran exactamente las mismas, conforme fui avanzando por ellas hacia la primaria que estaba solo a algunas calles, vi a la señora de las memelas, al tamalero que todos los dias pasaba a la misma hora, las casas de todos mis vecinos y hasta la tiendita en el mismo lugar de siempre. Llegamos a la puerta del colegio, le di un beso en la frente a mi pequeño y lo vi entrar, ya me iba cuando escuche que una voz conocida me llamaba, "señora Angela!" Era Alejandra la maestra de Ariel, cuando llego frente a mi se me quedo mirando sorprendida, por un momento pense que ella sabia algo, pero lo que dijo despues me quito eso de la mente, "pero... Señora, por que tan fachosa?" Pense que era una insolente, pero despues de la nada aparecio Male, la mamá de un compañerito de mi hijo y comento "es cierto Angi, tu siempre tan arreglada y hoy estas fatal" les di el mismo pretexto que a mi "esposo", la educadora solo queria avisarme que pasado mañana habría un convivio de la escuela y yo habia prometido llevar la comida para los niños del salon, ahora resulta que era parte del comite de padres de familia y era mi responsabilidad.
Como no me quedo de otra acepte y me fui lo mas rapido que pude, al parecer para toda la gente siempre he sido Angela, nadie recuerda haber conocido a Angel; camino de vuelta a casa todo el mundo me saludaba "buenos dias señora Angela" "hola Angi" y cosas asi, yo solo saludaba con la mano evitando hablar con alguien, me urgia volver a casa.
Aprovechando que estaba sola decidi investigar, corri hacia la habitacion y busque en el closet los viejos albumes fotograficos que me dio mi madre, los revise y todo era igual excepto por una cosa, en cada foto en la que aparecia era mujer, mis fotos de bebé, las de las fiestas familiares, mi graduacion, incluso habia fotos de mis XV años ataviada con un hermoso vestido azul pastel, justo como lo habia escrito tantas veces en mi blog, era una de mis tantas fantasias tg, los recuerdos eran los mismos, mis padres, mi hermana, lo unico diferente era yo; revise en la maleta archivo, donde guardamos los papeles importantes, busque mi acta de nacimiento, la encontre y ahí estaba mi nombre, quiero decir el de Angela, y en la casilla de genero una "M" de mujer muy clara pero con la misma fecha de mi nacimiento, mi confusion crece a cada momento, busque tambien el acta de mi esposa, la encontre, era la misma fecha, el mismo lugar de nacimiento, los mismos apellidos pero el nombre era diferente, el documento era de un tal Mario, ese era el nombre de mi fallecido suegro, sume dos mas dos y me convenci de lo que sospechaba, ese hombre tenia que ser Maki.
No podia creerlo, estaba en la misma situacion que muchos de los o las protagonistas de las historias y caps que tantas veces habia leido pensando que erea imposible que algo asi me pasara, baje a la sala a buscar la foto de nuestra boda y efectivamente la encontre, nosotros no estamos casados por la iglesia, y la foto es de nuestra boda por el civil, en cuanto la encontre comprobe lo que imaginaba, el con un traje gris y yo con un escotado vestidito azul, ya no sabia que pensar, todo esto era una locura, comenze de nuevo a hiperventilar por los nervios, la cabeza me daba vueltas, me recoste en el Sofa de la sala y de pronto no supe mas de mi por un buen tiempo.
La alarma de mi telefono sono despertandome, pase varias horas desmayada por que era hora de recoger a Arielito, sali corriendo a buscarlo, apenas y llegue a tiempo, estaban abriendo la puerta, como siempre era don Eleuterio, que como los demas no se aguanto las ganas de criticarme "Doña, y ora por que la fodonguez?" Yo siepre me lleve bien con el, supongo que de eso saco el animo para recortarme, "he estado malita" eso fue lo unico que le dije.
En cuanto salio mi muchacho, me regrese a casa, tenia mucho que apresurarme a cocinar, ademas tenia que platicar con Mario, por que solo el o yo salimos afectados?, El llego unas horas despues, estaba muy contento con una sonrisa en los labios, justo cuando estaba sirviendo la comida una vez mas intento besarme, me resisti, me pregunto por que y le conteste que era por la enfermedad, entonces aproveche para hacerle la primera pregunta, mientras se ponia comodo le dije "oye, como es que se llama tu pueblo?", "Cosolea" contesto "por que me preguntas algo que ya sabes?", "no sientes nada raro hoy?" Volvi a la carga "raro de que?", "no sientes que todo esta diferente?" Insisti, "estas loca princesa" se rio en mi cara, parecia que el no sabia nada "aunque si hay algo diferente" reconocio, expectante por la respuesta pregunte "que? Dime", "que estas muy fodonga hoy", aunque el comentario no me hizo gracia sonrei, servi la comida y nos dispusimos a comer en familia.
Un rato despues mientras Mario levantaba la mesa, yo veia en las fotografias en las paredes de la sala que todos tenian razon, la mujer en la que me habia convertido parecia ser que siempre se arreglaba muy bien incluso tan solo para dejar al niño en el colegio, no habia fotografia en la que no estuviera perfectamente peinada y maquillada, de menos con brillo en los labios.
Desde ahi todo siguio normal, quiero decir lo mas normal posible, busque un millon de cosas que hacer, lave los trastes, limpie el refrigerador, barri el jardin, bañe a Ariel, etc. Todo con tal de poder decirle a Mario que estasba cansada y no se le ocurrieran ideas "cariñosas" a la hora de ir a la cama.


comentar para que tenga mas ánimos para seguir escribiendo y compartir,recordar compartir y cambiareis de cuerpo el día de navidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada