martes, 21 de marzo de 2017

Infierno Tg Cap 3 Tres Obesas

Sentí como me hinchaba poco a poco mi enorme barriga donde se apoyaba mis enormes pechos, me sentaba en mi gigantesco culo, mis nalgas eran enormes, mis brazos habían engordado igualmente no los podía mover, mis manos estaban enterrados entre tanta carne, como mis pies. Mi cabeza estaba hundida en mi enorme cuerpo obeso entre un par de papadas. Mire a sabana y estaba tan enorme como yo, mire a Ava y vi que no se podía mover como nosotras dos. No nos podíamos mover. Nuestras carnes eran tan obesas y duras que no nos hacían daño la lluvia de granizado que caía. Nos quedemos allí sin movernos, solo esperando que volviera el tentáculo para alimentarnos nuevamente, cada hora volvía y hacia que nuestras cabezas, manos y pies se enterraran en nuestros cuerpos obesos mórbidos llevados al limite. Escuchemos a lo lejos el aullido de un perro, una enorme bestia que nos podría atacar, moví como pude mi cabeza y mire a las chicas:

-Chicas, chicas no me fio de ese aullido, sera mejor que nos larguemos…..

Ava me miro mientras que su cabeza se hundia en su cuerpo enorme:

-No puedo moverme…..

Sabana negó con la cabeza:

-Me estoy ahogando en este cuerpo tan obeso, quiero seguir comiendo.

Vi ese enorme perro de tres cabezas acercándose a nosotras, asustada intente moverme, pero estaba tan gorda que no podía, pero al final con mis movimientos conseguí que cayera por mi enorme barriga y gigantescos pechos, al caer hice que mis amigas cayeran igual que yo. Nuestros enormes cuerpos comenzaron a caer por su propio peso por la larga cuesta, tres bolas de carne deslizándose por la esa zona pantanosa. Hasta que choquemos contra otros enormes cuerpos que ya tenían sus cabezas hundias, sus manos y pies, solo se conectaban con ellas los tentáculos para alimentarlas. Yo mire a mis amigas:

-Joder acabaremos como esos enormes trozos de carne, creo que este infierno es de las chicas tg que no respetaron sus cuerpos y se dedicaron a comer……..


Cerbero se acerco a nosotras y el enorme perro de tres cabezas comenzó a olernos, posiblemente nos querrá comer, yo me asuste pero no podía moverme. Cuando todo se fue a fastidiar y nos comía eses enorme perro de tres cabezas llego nuestra salvación. Una explosión de fuego en el cielo asusto al animal y cuando nos quisimos dar cuenta un grupo de mujeres que eran como nosotras antes de comenzar a engordar nos cogieron con cuerdas y tiraron de nuestros enormes cuerpos,nos llevaron hacia unas cuevas. 

comentar para que tenga mas ánimos para seguir escribiendo y compartir,recordar compartir y cambiareis de cuerpo el día de navidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada