miércoles, 12 de julio de 2017

Una Droga Femenina Cap 17 Chicas drogadas

Mila Kunis es Calebita
Syndia y Calebita entraron dentro de la discoteca, observaron a la gente que se movía por el lugar que estaban muy entregadas a la fiesta y a la diversión, el chico miro a Calebita y vio que estaba muy nerviosa, parecía un gato ya que estaba muy tensa ante todo el mundo:

-¿Que te pasa Calebita?

Calebita le miro a los ojos:

-Normalmente mi único pensamiento que es el sexo me hace olvidar lo mas que me caen los demás hombres que se han transformado en mujer ¿Sabes que nos odiamos a muerte?

Syndia y Calebita fueron a la barra de la discoteca y desde allí observaron a todo el mundo que se movía a su alrededor, el chico no veía al traficante que llevaba las drogas femeninas. Vio cerca del los asientos dos hombre hablando tranquilamente, uno de ellos se puso por delante del otro y al apartarse ya habia una mujer que lanzaba la ropa masculina y disfrutaba de su ropa femenina, de su cuerpo. Syndia sonrió al ver quien tenia las drogas, se giro para decírselo a Calebita y esta estaba bebiéndose unos chupitos, se tenia que relajar ya que sentía odio por todas las chicas, el cincuenta por ciento de mujeres eran hombres drogados:

-Hey Calebita ya lo encontré….

Calebita suspiro mirando a Syndia:

-Terminemos ya joder…

Unas chicas voluptuosas vestidas con ropas de muy poca tela rodearon a Syndia, acariciaban su rostro, su cintura, le tocaban el culo, le besaban el cuello, eran hombres que eran a hora mujeres bajo el efecto dela droga que estaban muy cachondas. Calebita golpeo la barra con el vaso del chupito y se acerco a ellas:

-Sera mejor que le dejes hermana, si yo no puedo follármelo tu tampoco……

Las tres chicas miraron a Calebita enfadadas y cogieron de los brazos a la chica, haciendo que no se pudieran mover, eran tres pero cincuenta hombres que eran mujeres por la droga se acercaron a Calebita, después se miraron unas a las otras, hasta ese momento no se habían fijado de donde habían mas de ellas, las chicas se comenzaron a golpear, se arrancaban la ropa, se cogían del pelo, se pegaban puñetazos, Calebita le dio una patada a la chica que tenia frente a ella y Syndia consiguió que la soltaran, la subió a sus hombros dejándola a salvo mientras que las demás mujeres se peleaban.

-¡¡¡ZORRAS YO ESTOY A SALVO JODEROS!!!

Syndia se movía muy fácilmente entre la gente llevando en sus hombros , no pesaba nada para el, aparte de eso era fácil pasar entre mujeres peleándose como gatas ya que la droga hacia que se pelearan:


-Localice a nuestro amigo... 

Demuestra tu apoyo al blog y dale al G+1, dale al cuadradito de quiero leer mas, es un apoyo al escritor que ve que os gusta las series y sigue escribiendo, si veis que vuelvo a dejar el blog sera por que no compartis ni presionais el cuadrito lo suficiente......

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada