lunes, 23 de julio de 2018

Me controlas: El Hechizo Cap 9 Seguimos siendo lo que eramos

Kaley Cuoco soy yo eres tu
Nos tenían en una habitación apartada de todos, un montón de chicas en bikinis que esperábamos que abrieran la puerta para comenzar andar por la fiesta para que vieran la mercancía de cada uno de los ricachones, yo me mire los dedos y me vi de arriba a bajo con ese bikini tan estrecho, eramos ganado para esos hombres, casa uno de nosotros eramos hombres que habíamos acabado bajo un hechizo y transformándonos en mujeres, para sus juego sexuales. Estaba pensativa cuando se acerco Katy Perry y me dio la mano:
-Hola soy Katy Perry pero antes era José y tu.
Sonreí:
-Si yo yo soy Kaley Cuoco y me llamaba Raul ¿Por que hemos terminado así? ¿Eres como yo que por el dinero y una vida acomodada ya te dejas hacer estas cosas?
Katy asintió con la cabeza:
-Yo era el sobrino de uno de esos ricachones que están en la fiesta perdí mucho dinero y me transformaron en mujer, mi familia lo sabe pero al saber que había perdido tanto dinero me dejaron para que me dieran mi merecido, puedo ir al casino dejándome follar un par de veces al día....
Asentí con la cabeza:
-Así, somos despreciables, seguro que una persona con mas carácter hubiera luchado..
Se abrieron las puertas y vi a esos hombres de 30,40 y 50 años vestido con tanto estilo, con sus corbatas, sus pajaritas y sus copas de champan, cada una de nosotras fuimos andando por la fiesta buscando nuestro amo, yo veía aquellos hombres y por fin vi a Ricardo, el me tenia a su lado mientras me tocaba el culo, mientras tenia su copa de champan y charlaba entre risas con unos amigos, yo forzaba una sonrisa, vi que el hombre con quien estaba hablando tenia a Natalie Dormer, solo podía usar mi imaginación para saber como había terminado aquel hombre siendo una mujer.
Ricardo me cogió el rostro y me dio un largo beso, yo tuve que dejarme llevar y tras el beso lanzaba risitas tontas, quería que fuera una rubia tonta, fácil de follar. Le mire a los ojos y sonreí:
-Tengo que hacer pis si me permiten Ji ji.
No podía ser mas tonta por dios, fui al servicio y me espere aque saliera quien estuviera dentro, con lo que tardaba seguro que era otra mujer como yo, suspire mirándome las uñas, al abrirse las puerta vi que era Katy, ella me vio y me cogió de la mano, me metió dentro del servicio y me cogió de la cintura, me miro a los ojos:
-Porfavor dime que soy un hombre, dímelo cuando te devoro entera...
Levante la ceja y ella se puso de rodillas, me comenzó a comer el coño, no podría decir nada por que hace tanto tiempo que deseaba que una mujer me hiciera aquello:
-Si, si eres un hombre.....
Nos comencemos a meter mano y le cogí fuertemente del culo, pase mi cabeza entre sus tetas:
-Soy, sigo siendo un tío, que tetas mas perfectas....
Ella me cogió mis pechos y lamió mis pezones, paso su lengua por ellos:
-Sigo siendo un hombre, si, si...


Has disfrutado de una nueva historia, pues ya sabes aqui encontraras relatos tg de muchos generos, disfrutar al maximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.