domingo, 22 de julio de 2018

Un nuevo comienzo Cap 48 Todo cambia

Laura Prepon es Tara
Bellax llego donde estaba Sally y Josephine e intento hacer mucho ruido, comenzó a forzar una tos, una tos leve y muy dulce, ella no lo podría hacer de otra manera. Las dos rápidamente separaron sus labios e intentaron hablar de otra cosa, les avergonzaba que estuvieran besandose, Josephine era la mujer de Rachel y de Georgiana y Sally era la mujer de Elsa, la matriarca junto de ella de esa gran familia.
-No, no pasa nada -Dijo Josephine.
Sally suspiro y miro a Bellax:
-Entiéndelo cariño es el alcohol-Dijo Sally.
Bellax suspiro mirándolas, sin saber que de bajo de la mesa estaban cogiéndose con sus manos, la embarazada miro hacia la zona donde estaba Tara con aquel hombre, negó con la cabeza ya que no estaban hay, seria cierto que quería hacer el amor con el, dichoso alcohol.  
En un callejón fuera dela discoteca Tara alcoholizada, deseaba tener sexo etero, no se entendía así misma, no sabia si amar o odiar su cuerpo femenino y el hambre sexual gano a su mente. Ella se levanto la mini falda y se bajo las bragas aquel hombre, un chico de unos treinta años, cuerpo musculoso, piel morena y pelo largo, cogió con sus fuertes manos las caderas de su amante y tras bajarse los pantalones penetro analmente a su amante.
Tara sentía placer, un placer increíble mas allá de todo conocido, mas allá del placer carnal que conocía el ser humanao, sus ojos se quedaron en blanco y cerro los dientes con fuerza. Ella se murió de placer mientras que el hombre que hacia el amor con ella caía al suelo, se estaba muriendo, en pocos segundos se quedo sin vida. Tara estaba sonriendo, estaba extasiada mientras se ponía bien sus bragas y mini falda, se lamia los labios. El clímax total de esa droga del sexo con un hombre hacia que le diera igual a verle matado.
Rachel cogió otra copa y sonrió mientras daba saltitos al estar tan unida con su hija, Janick soportaba aquello por que tenia un par de copas encima, se tomo un chupito y vio como un par de hombre se acercaba a ella, el chico que había vuelto a nacer como chica, negó con la cabeza no quería ninguna relación con un hombre.
-Hey tios soy lesbiana y ella es mi madre, largaos.
Rachel les señalo mirándoles a los ojos:
-Chicos malos, chicos malos esto es un fiesta familiar.
Georgiana, Elsa y Miti se acercaron a ellos, las dos chicas miraron a los chicos con cara de enfado, Gorgiana se crugio los nudillos y Elsa negó moviendo el dedo, Miti sonrió al verlos:
-Largaos chicos-Dijo Georgiana.
-No toqueis a mis niñas idiotas-Dijo Elsa.
- Chicos malos- Dijo Miti.
Los chicos se fueron dejando a las chicas, Janick respiro con calma al ver como se iban, Rachel miro a Miti y negó con la cabeza mirando a Georgiana y a Elsa:
-¿Este quien es?-Dijo Rachel.
Miti sonrió y se señalo, le daba igual su comportamiento homosexual, era muy feliz con su comportamiento:
-Nena, yo soy la reina de tu casa y la que te lavara tu ropa y pasara la fregona, lo que hay que hacer un sucubu par sobrevivir.
Janick se acerco a ella y sonrió:
-No me digas que eres un mariquita, señor gay.
Rachel negó con la cabeza:
-Cariño mas respeto por el por favor chiqui..
Miti le cogió el generoso escote de Janick y se las puso bien, para que lucieran mejor:
-También te puedo enseñar a ser una señorita......Cariño no se por que tienes tetas, no sabes lucirlas.
Elsa cogió una copa de un camarero que pasaba por su lado y le dio un trago:
-Chicas el es un sucubo, es un demonio como nosotras pero del otro sexo, por cosas curiosas le daremos un hogar, por que sera quien nos ayude con nuestro aceres y aparte de eso también el jardinero....
Sally, Bellax y Josephine estaban esperando en la puerta de la discoteca a Tara, le habían llamado para que fuera donde estaban, hasta que apareció, nadie se dio cuenta que había practicado sexo etero, pensaban que estaba borracha, nadie se había dado cuenta que era una Martres.
Al llegar a casa todas siguieron con sus vidas, aquella noche cada una de las incubus, practicaban su sociabilidad, entre ellas o en soledad. Bellax estaba algo deprimida, todas querían que se adaptara pero sentía como algunas le odiaban y otras le querían, pero ella no se podría quitar la sombra de a ver apuntado a Sally. Por eso comenzó a dar una vuelta por la gigantesca mansión, abrió la puerta del sotano y al bajar las escaleras vio esas miles de monedas de oro, de los cofres de tesoros, joyas de todas clases y billetes de todos los paises.



Has disfrutado de una nueva historia, pues ya sabes aqui encontraras relatos tg de muchos generos, disfrutar al maximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.