viernes, 8 de junio de 2018

El armario increíble Cap 1 al 6

Los tentáculos de acero le pusieron el sujetados, le apretó esos perfectos senos, a Stu le gustaba ver como estaban tan apretadas, también le pusieron ese tanga color rosa, le abrieron un poco las piernas para que pudiera ponerle bien los tejanos, Stu se quedo fascinada, muy atraída por lo bien que le quedaba esos pantalones, se llevo la mano a sus glúteos. Después le levantaron las manos para que se pusiera aquella camiseta tan corta que se pudiera ver su ombligo. Le tiraron del pelo y le pusieron una cinta para tener una cola de caballo que cayera por su hombro. Le cogieron unas manos y le comenzaron a maquillar el rostro, le cogieron fuertemente de la boca para pintar sus labios con el pintalabios. Al terminar de maquillarse se miro al espejo y se sentía tan atractiva, se llevo las manos a la cara sintiendo aquel tacto tan suave, se llevo las manos a sus pechos, su tacto era tan agradable y erótico, se llevo las manos a su culo y sintió esa carnosa joya entre sus manos. Miro por unos instantes a su entre pierna, pensando como podría a ver perdido su pene y su testículos. Negó con la cabeza por unos instantes y comenzó andar, era Jessica, era el amor de su vida:

-Seguro que me desmayado dentro del armario, voy a disfrutar siendo Jessica por unas horas, saldré a la calle y seré ella, sera la chica que mas quiero en mi vida.

Salio a la calle y sonrió al ver como la gente le miraba, para todos ellos era Jessica, no tendría que contarles esa locura que habia vivido tras desmayarse dentro del armario y parecer que se transformaba en mujer, era una locura.

Stu fue al ascensor y al abrir la puerta una vecina entro junto a ella, era la vecina de Jessica la señora Thelma, la nueva chica aprovecho que era Jessica para intentar jugar al juego femenino, intento ser ella. Las dos mujeres comenzaron hablar sin cesar, Stu intentaba hacer los mismos gestos que ella, intento que no se notara en ningún momento que era un impostor. Al salir a la calle Jessica comenzó andar por la calle, era tan agradable para el ser ella, sonriendo y moviéndose sensualmente. Se vio reflejada en un escaparate y sonrió al ver que era su querida vecina. Se acaricio el rostro, los labios, se puso bien esos perfectos pechos y siguió paseando. Fue a una cafetería donde le gustaba tomarse un café, se sentó en la terraza y al cruzarse las piernas pudo sentir esas perfectas piernas. Al sonreír sintió esos carnosos labios tan hinchados. Una moto paso por su lado y paro en un semáforo, el chico se quedo mirándola por unos segundos, conocía a esa chica, conocía a la chica que Stu se habia transformado Stu. La chica se sintió como le observaban y sonrió al sentirse deseada. A los pocos minutos el motorista habia aparcado la moto y se dirigió a donde estaba ella, llevaba el casco puesto y al llegar a la altura de nuestra amiga se quito el casco. Era Robert el antiguo novio de Jessica, ese hombre que le hizo la vida imposible a la verdadera Jessica.

-Jessica es increíble verte por aquí ¿No recordaba verte tan sexy?

Stu sabia que hablaba de su nuevo cuerpo femenino y sonrió mirándole, ella no tenia ni idea quien era el chico y para que no se diera cuenta que era un impostor intento sacarle la información poco a poco, intentando que no se notara nada, era casi una imitación de Jessica de silicona, tenia mas protesis de silicona que una actriz porno.

-Valla tu otra vez por aquí, que alegría verte, sabes te echaba de menos, todo el mundo que Jessica tenia un excelente amigo….

Robert se sentó junto a ella y negó con la cabeza:

-Yo Robert no era solo tu amigo era tu novio ¿Has pasado tan pronto pagina Jessica?

Stu sonrió ya que habia sacado mas información del chico, se quedo pensativa por unos segundos “Si vuelve este chico a la vida de Jessica no querrá estar conmigo, siempre las mujeres vuelven con los chicos que fueron malos con ellas, sera mejor que esta Jessica que soy yo que le conquiste y juegue con el” La chica abrazo a Robert y sonrió y le miro a los ojos, le comenzó a besar sin cesar. El chico sintió los labios que siempre amo y cogió con fuerza el trasero de Stu, el sintió la presión de los dedos, como apretaba su culo hinchado de silicona. Los dos se miraron a los ojos al coger un poco de aire, la chica se relamió los hinchados labios y forzó una sensual sonrisa:

-¿Por que no vamos ami casa? Hacemos de todo cariño..

Robert y Stu fueron a casa de Jessica, al llegar al apartamento los dos dieron rienda suelta a sus placeres, Stu podría descubrir como era el sexo femenino, podría saber como sentía su nueva vagina, el placer fui increíble y la primera vez que sentía un orgasmo femenino, el chico esta estusiasmado ya que podría volver con la mujer de su vida. Pero no recordaba que ella se dejara llevar tanto por el sexo. Los dos terminaron agotados y bañados por el sudor, recuperandose poco a poco, se miraron a los ojos y Stu forzó una sonrisa, esos labios, esos ojos femeninos miraron al chico:

-Lo necesitaba pero a hora podrías salir de mi apartamento ya que tengo que meditar si volver contigo.

Robert se levanto de la cama, se puso la ropa y miro a su ex novia:

-Me has hecho muy feliz Jessica y espero que volvamos a estar juntos algún día…

Stu se toco sus finos dedos y espero a que Robert saliera de la casa, ella sonrió y espero a que se escuchara como la puerta se cerraba. La chica se levanto desnuda y se miro al espejo, no se notaban las costuras ni nada de aquello, sonrió tocándose su cuerpo desnudo, notaba su cuerpo lleno de silicona muy lejos del tacto de una mujer normal:

-El orgasmo femenino es increíble.

Ella se metió en el armario totalmente desnuda y espero a que el armario le devolviera el cuerpo masculino, pero no parecía que le dejarían como el desearía. Unos tentáculos de acero aparecieron y comenzaron a examinar a Stu con el cuerpo de Jessica, con un láser le quitaron la peluca dejándola con la cabeza totalmente calva, le quitaron las pestañas y las cejas, le dejaron como un maniqui sin que se pareciera a ninguna mujer, era imposible quitarle la silicona, devolverle a poner su sexo masculino. Stu se miro asustada las manos, era una imitación de mujer sin ser ninguna mujer que ella conocía, no volvía a ser un hombre como era antes. Negó con la cabeza y salio del armario, todo sus atributos sexuales de mujer era de silicona. Al mirarse al espejo se dio cuenta que la verdadera Jessica vio aquel ser tan parecido a un maniqui. Ella se asusto al ver aquello:

-¿¿¿TU QUIEN ERES???

Stu intento acercarse a ella y le miro a los ojos, se ser femenino con no se parecía a ninguna mujer negó con la cabeza y se sintió muy asustada:

-Yo, yo soy Stu ese maldito armario me hizo esto...Me saco hasta la ultima gota de agua, destrozo mis músculos, mis huesos y me hincho con silicona, me convirtió en ti…..

Jessica negó con la cabeza y cogió el móvil para llamar por el móvil, llamaría a la policía Stu asustada la cogió de la mano y le metió dentro del armario, ella comenzó a golpear el pecho de la imitación de chica de su misma altura y peso:

-Dejame, dejame…..

Unos tentáculos de acero cogieron a las dos chicas separandolas, dejándolas inmóviles, no podían mover ni un musculo, apareció un ordenador frente a ellas “Hola muñeca 0, hola Jessica quien quieres que sea la muñeca en el día de hoy ¿Quieres que te cambiemos de ropa?” Jessica miro a Stu y negó con la cabeza:

-Selena Gómez y si quiero que me cambies la ropa.

Lo dijo sin saber lo que podría hacer la maquina de aquel armario, unos tentáculos de acero se lanzaron contra Stu y comenzaron a quitarle algo de pecho, comenzaron a cambiarle el rostro, quitarle algo de cadera, de muslo, hincharle el culo, cambiandole la peluca por una morena, quitándole altura, pintando su piel. Cuando fue terminado su transformación fue lanzada contra la cama, mientras que a Jessica le ponían delicadamente la ropa que mas le gustaba, cuando termino, trago saliva y miro en el ordenador del armario los videos de horas anteriores y vio que era cierto que habían transformado en chica a Stu, que le habían transformado en ella. Jessica abrió el armario y al salir vio a Stu que era Selena Gómez desnuda y tumbada en la cama, estaba dolorida con los cambios que habia sufrido.

Jessica se tumbo a su lado y Stu le miro con los ojos lloroso:

-Ya, ya lo sabes que soy Stu, ese armario me hizo esto.

Jessica acaricio su frente, sus redondito rostro, le limpio las lagrimas y poso su mano en su pecho sintiendo que estaba duro como un implante de silicona:

-Tranquila, tranquila Stu, te llamare Selena, sabes hasta que consigamos que el armario te devuelva tu cuerpo masculino podríamos ser compañeras de piso…

Selena trago saliva y le miro a los ojos:

-¿Com-compañeras de piso? Me a quitado tantos huesos y me a destrozado tanto para que sea una mujer que sera imposible que sea un hombre, tengo costuras en todo mi cuerpo que son imposibles de ver.

Jessica seguía acariciando el cuerpo de Selena asombrada por lo que hizo el armario con su amigo y nueva compañera de piso:


-Se que mas de una vez me mirastes enamorado, una mujer siempre se da cuenta de esas cosas, dejame que sea tu compañera de piso, que vivas conmigo.

Has disfrutado de una nueva historia, pues ya sabes aqui encontraras relatos tg de muchos generos, disfrutar al maximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada