sábado, 22 de septiembre de 2018

Brujas magicas Cap 1 El paquete

Emma Watson es Kirill
Kirill es un chico de unos 16 años, no muy alto y bastante delgaducho, se había quedado en casa por que estaba enfermo, el chico estaba aburrido mientras esperaba que su madre volviera a casa después de trabajar, estaba aburrido después de leer todos sus comics, se levanto de la cama para buscar algo por la casa para leer, al no encontrar nada puso el ordenador, para buscar algo para leer, era una base de datos increíble y seguro que le daba algo de diversión durante horas. Estuvo durante horas en el comedor leyendo algunas historias que había encontrado, hasta que alguien pico al timbre, el chico cerro el portátil y se fue hacia la puerta. Al abrir solo vio un paquete en el felpudo, lo cogió y con curiosidad comenzó a buscar el nombre del remitente, no lo encontraba por ningún lado, suspiro y pensó que podría abrirlo, ya que estaba en su puerta. Al abrirlo solo vio una caja de madera, dentro de esa caja había un montón de cenizas. La toco con sus dedos, sintiendo la suavidad de su tacto. El chico sintió algo extraño, ya que la ceniza se iba enganchando a su dedo, poco a poco en su mano, asustado se lo intento quitar, pero ya le había cogido todo el brazo, después todo el hombro y parte de la cara, se lo intentaba quitar pero ya llegaba a su otra mano, intentaba quitárselo pero ya le había cubierto todo el cuerpo. Su cuerpo estaba cubierto por la ceniza, poco a poco se fue moldeando sin cesar, hasta transformarlo en el cuerpo de una mujer, de largo traje negro, con un gorro de punta, pelo oscuro cuasi rojizo, le crecieron dos pechos, creció sus caderas y su culo se hincho poco a poco, cayo al suelo lo que le sobraba.

Kirill se miro las manos, esas manos finas y con las uñas pintadas de negro, el chico corrió al servicio y se miro al espejo, negó con la cabeza:

-Nooo, no puede ser soy una chica, esta ropa que llevo soy una bruja….

Se abrió el escote y pudo ver sus dos senos, negó con la cabeza ya que no podía creer lo que estaba pasando, se había transformado en una joven brujita, en una atractiva chica que pudiera tener su misma edad. Salio del lavabo y estiro la mano, la pocas cenizas que había en el suelo se convirtió en una escoba.

Con la escoba en la mano Kirill se toco el rostro asustado:

-Como se lo cuento a mama, que me transforme en una bruja, yo….

La escoba parecía que tenia vida propia y tiro del cuerpo de su ama, esa chica de cuerpo apretado en ese traje largo y oscuro, que mostraba sus perfectas piernas, con zapatos de tacones, se abrió la ventana y la escoba tiro de la joven bruja. Salieron volando, al principio la chica parecía que iba a caer en picado, pero supo sentarse perfectamente en la escoba, parecía que siempre había montado en escoba mágica.


-Vamonos de aquí hasta que sepa que decirle a mama. 

Has disfrutado de una nueva historia, pues ya sabes aqui encontraras relatos tg de muchos generos, disfrutar al maximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recordar compartir o Comentar la entrada